1° Corintios 10:1-10

1PORQUE no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron la mar;

2Y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en la mar;

3Y todos comieron la misma vianda espiritual;

4Y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la piedra espiritual que los seguía, y la piedra era Cristo.

5Mas de muchos de ellos no se agradó Dios; por lo cual fueron postrados en el desierto.

6Empero estas cosas fueron en figura de nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.

7Ni seáis honradores de ídolos, como algunos de ellos, según está escrito: Sentóse el pueblo á comer y á beber, y se levantaron á jugar.

8Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veinte y tres mil.

9Ni tentemos á Cristo, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes.

10Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.

Siguiente Versículo 11
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 1 al 10:

1° Corintios 10:1-10, (1Cor 10:1-10)

Plegaria del Día

5 razones para orar

Muchas veces nos quejamos que no sabemos cómo orar o porqué orar. Hay muchos motivos para acercarnos a Dios en oración. Pero me gustaría compartir con ustedes esta nota acerca de la oración.




1) Para buscar el rostro del Señor y conocerlo mejor (salmo 27:8).

Salmo 27:8: Cuando dijiste: Buscad mi rostro, mi corazón te respondió Tu rostro, Señor buscaré.

2) Para quitar los ojos de tus problemas y colocarlos en el Señor (Salmo 121:1).

Salmo 121:1: Levantaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro?.

3) Para hablar con Dios (1 Pedro 3:12).

1 Pedro 3:12: Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra los que hacen el mal

4) Para quitar las cargas de tu corazón (Salmo 142:1-2)

Salmo 142:1-2:

1- Clamo al Señor con mi voz; con mi voz suplico al Señor.

2- Delante de él expongo mi queja; en su presencia manifiesto mi angustia.

5) Para que tus peticiones sean conocidas por Dios (Mateo 21:22).

Mateo 21:22: Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.