1° Corintios 10:13-20

13No os ha tomado tentación, sino humana: mas fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podeís llevar; antes dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis aguantar.

14Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.

15Como á sabios hablo; juzgad vosotros lo que digo.

16La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

17Porque un pan, es que muchos somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel un pan.

18Mirad á Israel según la carne: los que comen de los sacrificios ¿no son partícipes con el altar?

19¿Qué pues digo? ¿Que el ídolo es algo? ¿ó que sea algo lo que es sacrificado á los ídolos?

20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios.

Siguiente Versículo 21
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 13 al 20:

1° Corintios 10:13-20, (1Cor 10:13-20)

Plegaria del Día

Oración por la patria, por los que sufren, por los sacerdotes y religiosos.

Señor nuestra patria está herida, por tanta violencia, por tanta corrupción, porque nos agredimos todos así sea de palabras, porque los hermanos muchas veces se ponen en contra por las herencias, también por la infidelidad de los esposos, por la rivalidad en uno u otro campo, porque se hiere la inocencia, porque vivimos criticando a los demás, por la ambición y por muchas cosas más. Señor te pedimos por las personas consagradas, por los sacerdotes, por los que gobiernan, por los que están alejados de tu altar, por los que están lejos. Señor por los que no tienen trabajo, por los que no tienen alimento, por los débiles, por los enfermos, por los que han perdido la razón, por los encarcelados, por todos lo que te buscan y están confundidos. Los secuestrados que todavía son muchos, (lo quieren ocultar, pero se sabe que no los han devuelto a los hogares). Por todo esto Señor te rogamos que vuelvas la mirada al pueblo de Colombia y nos bendigas. Amén.