1° Corintios 10:14-24

14Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.

15Como á sabios hablo; juzgad vosotros lo que digo.

16La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

17Porque un pan, es que muchos somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel un pan.

18Mirad á Israel según la carne: los que comen de los sacrificios ¿no son partícipes con el altar?

19¿Qué pues digo? ¿Que el ídolo es algo? ¿ó que sea algo lo que es sacrificado á los ídolos?

20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios.

21No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios: no podéis ser partícipes de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios.

22¿O provocaremos á celo al Señor? ¿Somos más fuertes que él?

23Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica.

24Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.

Siguiente Versículo 25
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 14 al 24:

1° Corintios 10:14-24, (1Cor 10:14-24)

Plegaria del Día

Oración a San Martin Tours


¡Oh bendito san Martín de Caballero!, glorioso santo milagroso y admirable benefactor, que en piedad y amor abrigaste a un pobre mendigo que se congelaba, dividiendo tu propio manto en dos, mira hacia mí, tan pobre y tan sólo, con los ojos de tu piedad y noble comprensión.

Hoy con todo mi ser te pido auxilio y compasión, los problemas económicos me agobian y por más que lo intento no puedo salir de ellos; ¡ayúdame milagroso santo!, haz que llegue a mí los favores que solicito. 

Intercede con ardor por mí ante el trono de Cristo para que yo pueda encontrar ayuda en todas mis necesidades, tanto espirituales como materiales, en especial dame tu poderoso patrocinio para que pueda salir de esta desesperada situación: 

(pedir con gran fe lo que necesita)

No me niegues lo que con humildad y esperanza te pido, no me abandones, no me niegues tu asistencia, en esta grave y muy urgente necesidad, caritativo san Martin Caballero, dame tu santo auxilio, dame tu bendición. 

Amén.