1° Corintios 10:17-21

17Porque un pan, es que muchos somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel un pan.

18Mirad á Israel según la carne: los que comen de los sacrificios ¿no son partícipes con el altar?

19¿Qué pues digo? ¿Que el ídolo es algo? ¿ó que sea algo lo que es sacrificado á los ídolos?

20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios.

21No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios: no podéis ser partícipes de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios.

Siguiente Versículo 22
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 17 al 21:

1° Corintios 10:17-21, (1Cor 10:17-21)

Plegaria del Día

Oremos por Guatemala #PrayforGuatemala


Señor, en este día

encomendamos a ti los que sufren

por diferentes situaciones

que están azotando las ciudades,

consuela a los tristes,

ayuda con tu amor 

a los necesitados.


Padre eterno,

Te pedimos que bendigas

a todos los que están ayudando

a rescatar a los heridos, 

que les des fuerza y valor,

protégelos de peligros posteriores,

gracias por estar personas

que voluntariamente ayudan

para dar vida y esperanza 

a otros menos afortunados.


Te ruego, Señor

que tengas misericordia

de los enfermos y los desamparados,

de los que necesitan un refugio,

de los que están en situaciones de riesgo,

obra con tu poder y amor,

da liberación y protección.


Dios mío, ten piedad 

de aquellas personas 

que necesitan rescate y refugio

en las crisis que están azotando

a diferentes países,

te ruego que les proveas

alimentos, equipos médicos,

medicinas, abrigo,

dales fuerza para esperar

la ayuda del rescate,

que encuentren la manera

de salir de las situaciones de riesgo.


Sólo tú Señor, puedes traer

la paz y la calma que el mundo necesita,

confiamos en tu poder,

en tu obra alrededor

de aquellos que con urgencia

necesitan tu apoyo y bendición.  

Toca los corazones, Señor,

que clamen a ti para que los libres,

que encuentren en ti 

la esperanza de vivir y 

que vuelvan a ser felices. 


Amén.