1° Corintios 10:20-24

20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios.

21No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios: no podéis ser partícipes de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios.

22¿O provocaremos á celo al Señor? ¿Somos más fuertes que él?

23Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica.

24Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.

Siguiente Versículo 25
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 20 al 24:

1° Corintios 10:20-24, (1Cor 10:20-24)

Plegaria del Día

Oración a Santa Mariana de Jesús Paredes


Oh, Santa Mariana de Jesús, Azucena

de Quito; vos sois la hija del Dios

de la vida, aquella santa mujer que

servir quiso a Aquél que todo lo ve,

desde los claustros santos; pero Él,

en su infinita sabiduría, teneros en

el mundo quiso, para que desde allí,

pudierais con vuestra tarea cumplir,

hasta la entrega total de la propia

vida; porque bien sabíais vos, que

deberíais negaros a sí misma, para

crecer en los demás, ya que allí el

secreto reposa, del amor verdadero.


Y como que lo hicisteis, hasta el

final de vuestros días; y cada vez

que rezabais el Rosario santo, os

colocabais corona de espinas y los

brazos vuestros, los abríais en cruz.


Un día vos dijisteis, cuando temblaba

la tierra, que no erais necesaria

para seguir con vida, y la acrecíais

a cambio de la del sacerdote, porque

aquél, salvaría más almas que vos;

oh, Santa Mariana de Jesús, Azucena

de Quito, alma fecunda del Dios vivo.


Amén