1° Corintios 10:24-29

24Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.

25De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por causa de la conciencia;

26Porque del Señor es la tierra y lo que la hinche.

27Y si algún infiel os llama, y queréis ir, de todo lo que se os pone delante comed, sin preguntar nada por causa de la conciencia.

28Mas si alguien os dijere: Esto fué sacrificado á los ídolos: no lo comáis, por causa de aquel que lo declaró, y por causa de la conciencia: porque del Señor es la tierra y lo que la hinche.

29La conciencia, digo, no tuya, sino del otro. Pues ¿por qué ha de ser juzgada mi libertad por otra conciencia?

Siguiente Versículo 30
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 24 al 29:

1° Corintios 10:24-29, (1Cor 10:24-29)

Plegaria del Día

Oración a San Alberto Magno


Señor Jesucristo, que me llamaste a la primera hora de la mañana a tu viña, pues me has conducido desde mi juventud para trabajar en la religión por el premio de la vida eterna; cuando todo se haya consumado  y ya en el juicio final premies las acciones, ¿qué me darás a mí que estuve todo el día ocioso,  no ya en la plaza del mundo sino en la misma viña de la religión?

Oh Señor, que no mides nuestras acciones con el peso público sino con la balanza del santuario, haz que al menos caiga en la cuenta y me convierta en la hora undécima y que no sea hallado envidioso porque tú eres bueno.

Amén.