1° Corintios 10:9-21

9Ni tentemos á Cristo, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes.

10Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor.

11Y estas cosas les acontecieron en figura; y son escritas para nuestra admonición, en quienes los fines de los siglos han parado.

12Así que, el que piensa estar firme, mire no caiga.

13No os ha tomado tentación, sino humana: mas fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podeís llevar; antes dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis aguantar.

14Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.

15Como á sabios hablo; juzgad vosotros lo que digo.

16La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

17Porque un pan, es que muchos somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel un pan.

18Mirad á Israel según la carne: los que comen de los sacrificios ¿no son partícipes con el altar?

19¿Qué pues digo? ¿Que el ídolo es algo? ¿ó que sea algo lo que es sacrificado á los ídolos?

20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios.

21No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios: no podéis ser partícipes de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios.

Siguiente Versículo 22
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 10 versículo 9 al 21:

1° Corintios 10:9-21, (1Cor 10:9-21)

Plegaria del Día

Oración para pedir por las mascotas a San Antonio Abad


Señor Celestial, Padre Creador de todas las cosas,

hoy quiero pedir tu misericordia y compasión para mi mascota,

y por mediación de san Antonio Abad,

llamado también san Antón, el gran protector de los animales,

que tanto amor tuvo estas criaturas,

te ruego que no le abandones nunca

concédele salud, que no sufra ni padezca,

que no este triste, que no le falten las fuerzas

que no sienta dolor ni angustia,

que no se sienta solo

y que siempre tenga a su lado alguien que le cuide con amor.


Por el poder de Tu amor,

permite que... (nombre de la mascota)

viva feliz y sano,

que tenga todo lo necesario según Tu deseo.


Cuídalo y protégelo,

que no le falte alimento, cama y reposo,

que no carezca de amigos, amor y respeto,

pon tu mano sobre él si cae enfermo,

no permitas que nada ni nadie le cause daño,

ni que se pierda o lo roben,

yo le quiero como un miembro más de la familia

y siempre estaré a su lado

dándole todo mi cariño y cubriendo sus necesidades.


Te pido tu especial bendición y ayuda

en estos momentos que... (nombre de la mascota)

necesita tanto de ti,

(pedir por salud, o robo, o extravío, protección, problemas ...):


(hacer la petición).


Señor, te ruego también que,

por intercesión de San Antonio Abad,

tengas piedad de los hombres que por ignorancia

maltratan a los animales,

enséñales a que los amen como criaturas tuyas.


Señor, ten piedad de los animales domésticos,

que muy a menudo son entregados y abandonados,

sin defensa alguna,

a la indiferencia y a la crueldad humana:

no los dejes solos con sus penas.


Señor Dios, ten piedad de los animales

como el león, el tigre, el mono, el elefante

y otras especies que son capturados

para ser llevados a circos o a zoos:

dales a todos ellos un refugio seguro en su hábitat.


Señor, ten piedad de los animales de granja

que crecen dentro de inhóspitos habitáculos,

así como de aquellos animales que en los mataderos

son sacrificados sin anestesia: acógelos con su dolor.


Señor, ten piedad de los animales de experimentación

haz que cesen estas prácticas y sálvalos de su sufrimiento.


Señor, tu que infundiste en San Antonio Abad

un gran amor a la pobreza y al respeto de los animales,

ten piedad de todos los animales que sufren

y haz una sociedad más justa basada en el amor y la paz

de todos los seres que pueblan el planeta.


Amén.