1° Corintios 11:28-32

28Por tanto, pruébese cada uno á sí mismo, y coma así de aquel pan, y beba de aquella copa.

29Porque el que come y bebe indignamente, juicio come y bebe para sí, no discerniendo el cuerpo del Señor.

30Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros; y muchos duermen.

31Que si nos examinásemos á nosotros mismos, cierto no seríamos juzgados.

32Mas siendo juzgados, somos castigados del Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

Siguiente Versículo 33
Compartir en Facebook

Capítulos

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16

Acerca de 1° Corintios capítulo 11 versículo 28 al 32:

1° Corintios 11:28-32, (1Cor 11:28-32)