AMIGO QUE NUNCA FALLA

Buenos Días Señor, a ti primero, encontrar la mirada, del corazón, apenas nace el día, tu eres la luz y el sol de mi jornada. Buenos Días Señor, contigo quiero andar, andar por la vereda, tu mi camino, mi vereda, mi vida , tu la esperanza firme que me queda. Buenos Días Señor a ti te busco, levanto a ti las manos y el corazón, al despertar la aurora quiero encontrarte siempre en mis hermanos. Buenos Días Señor, resucitado, quiero traer la alegría, al corazón que va por tus caminos ¡Vencedor de tu muerte y la mía! Gloria al Padre de todos, Gloria al Hijo y al Espíritu Santos como era en un principio, ahora y siempre por los siglos te alabe nuestro canto..

AMEN

Enviado por: Ingrid C. Diaz.R.

¿Te gustó la oración?

Compartir

¿Quieres compartir con nosotros una oración?